Permacultura

Cuando Iñigo mi hermano y yo empezamos a estudiar un curso maravilloso de Permacultura, hace un par de años, yo tenía pocas esperanzas de que los seres humanos pudiéramos hacer algo para rescatar a nuestro planeta. Viendo tanta noticia deprimente a mi alrededor de todo tipo y especialmente las relacionadas con la protección del medio ambiente, veía tanta destrucción que a veces no sentía que tuviéramos una manera de cambiar las cosas.

Cuando empezamos estudiar lo que se puede lograr con técnicas de permacultura, me quedé asombrada ante la infinita gama de posibilidades que tenemos a nuestro alcance para solucionar cualquier reto que se nos presente siempre y cuando nos pongamos al servicio de la vida y aquí está la clave: establecer las conexiones entre las diferentes cosas que podemos hacer para poner nuestro granito de arena en la solución.

La permacultura es un sistema de principios de diseño agrícola, social, político y económico basado en los patrones y las características del ecosistema natural. Este sistema incluye varias áreas como la ingeniería ecológica, el diseño ecológico y ambiental, construcción y gestión integrada de recursos hídricos que promueven una arquitectura sostenible y sistemas agrícolas modelados de acuerdo a los ecosistemas naturales. Esto hace que los sistemas se mantengan solos a lo largo del tiempo. Abarca también el aspecto social y como todo lo que hacemos como sociedad impacta a la naturaleza y por lo tanto también a los seres humanos.

Lo que nos fascinó también fue ver como es un sistema de interconexiones en el que todo lo que hacemos cuenta. Todas nuestras acciones desde la más pequeña hasta la más grande cuentan y todo tiene consecuencias ya sean positivas o negativas y esas acciones pueden ser tanto físicas como emocionales. En pocas palabras, cada uno de nosotros podemos hacer el bien o lastimar con nuestras acciones.

De esta manera podemos restaurar el medio ambiente o continuar afectándolo hasta la extinción. Por eso queremos compartir en este espacio acerca de lo mucho que podemos hacer si nos ponemos al Servicio de la Vida a través de múltiples acciones que están al alcance de todos y al mismo tiempo compartir muchos proyectos maravillosos que hemos encontrado de gente que está haciendo algo positivo para preservar la vida. Porque, así como hay muchas cosas y muchas acciones humanas que están afectando a la naturaleza, también hay mucha gente que está haciendo cosas maravillosas para Restaurar la vida.

Todos y cada uno de nosotros podemos convertirnos en agentes positivos de cambio, en verdaderos Mensajeros de esperanza. De ahí el nombre de este espacio: Semillas de conexión, porque todos somos semilla, todos podemos generar y sostener la vida y todas nuestras acciones pueden ser como semillas generadoras y restauradoras de la vida. Generar una Cultura que perdure porque está basada en la vida y sostiene a la vida. Queremos poner nuestro granito de arena en esta labor.

Iñigo & Gabriela Ortiz Monasterio

© 2023 por NÓMADA EN EL CAMINO. Creado con Wix.com

  • Icono social LinkedIn
  • YouTube
  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Instagram Black Round
  • Facebook
  • YouTube
  • Pinterest
  • Instagram
  • Icono social LinkedIn